Casos de éxito; Orlando.

caso exito 1 entrenador personal alicante

“Mi Entrenador Personal cambió mi físico, y mi mente”

Orlando, fue el primer caso de éxito, con un cambio físico y mental, frente al deporte y a la vida, y que otorgó una gran seguridad en sí mismo, y de autoestima, sintiéndose mejor y más feliz que cuando era una persona sedentaria, y más en forma a los 40, que años atrás, encontrando un equilibrio entre entrenamiento intenso, alimentación, y salud que nos ayudo a conseguir la estructura necesaria para llegar al objetivo.

Nos conocimos en Febrero de 2013, cuando entró a una de por entonces mis clases colectivas y al finalizar la clase me felicitó por el video motivacional que puse al terminar la misma, me comentó que le ayudó a terminar mejor la clase y que le costó muchísimo menos que otras ocasiones, además de que había disfrutado mas a nivel lúdico de la clase.

Le agradecí los comentarios y comenzamos a hablar, y me comentó que estaba pensando en mejorar su imagen y que quería comenzar a entrenar, fue mi primer cliente por lo tanto mi primer pupilo y todavía seguimos conservando una gran amistad.

Nos pusimos manos a la obra, con esfuerzo, dedicación y constancia, ya que si quieres producir un cambio positivo en tu vida el entrenamiento es como una barca con remos, si uno de los dos deja de remar es mucho más difícil llegar al objetivo, por suerte los dos remamos fuerte, Orlando cuidaba su nutrición y venia a entrenar 3 días por semana y yo hacía lo propio con la parte Técnica.

Como veis en la fotografía

caso exito 1 entrenador personal alicante

 

 

 

 

 

 

 

 

El 14/05/12 pesaba 89.9 kg y  su porcentaje graso era de un 28%.

El 11/03/13 pesaba 77.5Kg y su porcentaje graso era de un 12%.

El 25/06/13 pesaba 81 kg y su porcentaje graso era de un 14%.

Por lo que bajamos de manera considerable él % graso y además adquirimos un gran tono muscular.

Orlando, ejecutivo de éxito, ahora es una persona más dinámica, mas deportista todavía si cabe y llena de energía, y puede cumplir con creces y con mayúsculas el día a día en su trabajo y en su vida personal.

Orlando y yo sacamos una gran conclusión con esta aventura.

¡A los 40 SI SE PUEDE!

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*